En esta época de verano sabemos que la ola de calor es muy fuerte, y al igual que nos afecta a nosotros, también alcanza a nuestros animales de compañía. Existe el falso mito de que rapar el pelo de nuestras mascotas durante esta época del año le ayuda a que no pase calor y se sienta más fresco.

Pero rapar a tu mascota puede ser una idea terrible, porque causa un efecto contrario al que estás buscando, ya que la función del pelo es protegerlo del sol.

No todas las razas se comportan de igual manera. Cada perro tiene necesidades diferentes y tienen un tipo de pelaje único que requiere de un mantenimiento especial.

AbandoNOanimal, verano España

Importancia del pelaje en los perros

El pelaje del can es muy importante. Su función es proteger la piel del animal no solo del frío, sino también del calor, lluvia, sol, picaduras, infecciones, además de los rasguños, raspones, arañazos o contactos con productos tóxicos.

En la época de verano si afeitas el pelaje que lo protege expones directamente su piel a los rayos ultravioletas. Además, el pelaje contribuye a elevar su temperatura corporal normal. La piel de los perros poseen folículos pilosos compuestos, y cada uno de los folículos cuenta con un pelo primario y varios pelos secundarios.

La función del pelo primario es servir como filtro para los rayos solares, regulador de la temperatura corporal del animal al erizarse y además es el pelo que le da la belleza al pelaje de nuestra mascota. Por otro lado, la función del subpelo es proteger al perro del frío y también lo protege de los golpes de calor. Este pelo crece y se cae dependiendo de la temperatura y la luz. El pelo secundario es el que más muda el animal.

El problema se presenta cuando se rapa continuamente a un perro, ya que el subpelo crece mucho más rápido y acaba sobresaliendo sobre el pelo primario. Por lo tanto, un can con exceso de subpelo pasará mucho más calor que un perro con un pelaje equilibrado.

AbandoNOanimal, mascotas

¿Cómo lo proteges del calor?

La veterinaria Baetriz Villanueva asegura que “es mejor no rapar. Los perros se benefician sobre todo de dos cosas: el deslanado, una técnica que quita los pelos muertos, ayuda a refrescar y contribuye a que pierda menos pelo. Además ayuda a que tenga el pelaje y la piel más sana. Otro de los beneficios son los baños y cuidados regulares con los productos adecuados”.

Según los expertos es justificable rapar a un perro cuando se le deba realizar alguna intervención que requiera este procedimiento, o cuando está infestado de garrapatas y pulgas, y es necesario afeitarlo para ayudar a eliminar de su cuerpo esos parásitos.

El mejor consejo es consultar con los expertos de una peluquería canina de confianza. Ellos serán capaces de orientarte sobre el tipo de pelo que tiene tu animal de compañía, qué cuidados necesita y cuáles son las técnicas que debes utilizar para peinarlo. El hábito de peinar a tu perro evitará que tenga muchos nudos y además le ayudará a tener un pelaje más sano.

You Might Also Like

Published by

Carlos

Hijo de Dios. Promociona tu marca aquí