“Los animales sufren, no son peluches”. Isabella, una niña puertorriqueña de apenas 7 años de edad, lo tiene muy claro. A pesar de su corta edad esta pequeña boricua es el motor principal de Kids for Animals, una hermosa iniciativa que busca enfrentar el abandono animal en su comunidad. Claro que la idea de Isabella se podría aplicar a cualquier pueblo o ciudad del mundo.

En España, y esto es solo por poner un ejemplo, son abandonados cada año 200 mil perros aproximadamente, según cifras aportadas por la Fundación Affinity. Es por esto que Isabella plantea una solución, con una claridad y determinación a hablar que envidiaría cualquier político. Ella quiere concientizar a las personas sobre el tema. “Si hablamos con los niños, ellos van a hablar con sus padres y van a proteger mejor a los perritos”, cuenta Isabella en una entrevista, mientras juega con su perrita, Valentina. “Y cuando los niños crezcan le van a decir a otros niños y así, y así…”.

A veces los problemas más complejos pueden encontrar su solución en respuestas simples. En esto Isabella tiene mucha razón, y en su país ha encontrado personas que le han abierto las puertas. La propuesta de Isabella ha sido promocionada por algunos medios de comunicación importantes de Puerto Rico, lo que le ha permitido que su mensaje llegue mucho más lejos.

Como estrategia para crear conciencia, Isabella creó un cuento junto con su madre llamado ‘Mi vida de perro callejero, La historia de Nieves’. Narra la historia de una familia que compra un perro de manera ilegal. Al principio todos estaban muy contentos, pero cuando el perro (llamado Nieves) comienza a hacer sus necesidades en la alfombra de la casa o ladra durante la noche, la emoción de tener una mascota se acaba. Entonces abandonan a Nieves a la intemperie y vaga durante varios días en la ciudad, antes de ser tomada por otra familia. El cuento fue ilustrado con dibujos a mano, que luego se montaron en forma de collage en un video, que ha tenido excelente aceptación en las redes sociales.

“Me siento muy triste cuando veo un perrito abandonado en la calle. Me siento infeliz”, continúa Isabella, con mucha seriedad. “Imagina que fueras un perrito y te abandonan en la calle. No tendrías nada de comer y te podrías morir. Así que no lo hagas. Todos los animales que están en la calle sufren”.

Isabella quiere llevar su mensaje primero a los colegios de su comunidad, luego a los de su ciudad y a todo el país.

Pero antes, esta hermosa chiquilla, les pide a todas las personas que hagan una promesa.

“Desde este día, protegeré a los animales de Puerto Rico. Los animales serán alimentados, tendrán un hogar y serán amados. Visitarán el veterinario, serán esterilizados. Nunca jamás serán maltratados o abandonados. Ayudaré y vigilaré para que ningún animal muera en las calles, los protegeré y los ayudaré. Aunque no tenga una mascota, yo vigilaré porque esto se cumpla. Seré parte de la solución y nunca parte del problema. ¡Seré parte del cambio!”.

Isabella ya dio el primer paso ¿Qué harás tú?

Escrito por Carlos Zambrano
Foto: André Spieker

You Might Also Like