Los esfuerzos en la ciudad de Madrid en relación a la protección animal no se detienen. Durante los primeros cinco meses de este año, el municipio de Boadilla del Monte ha rescatado aproximadamente 160 animales extraviados y abandonados, entre los que se encontraban perros, gatos, hurones y conejos.

De acuerdo a las declaraciones del Ayuntamiento de Boadilla, una gran cantidad de los animales afortunadamente han sido recuperados por sus propietarios. Otras mascotas se han podido dar en adopción y el resto permanece en el centro de protección animal del que dispone el municipio.

Sacrificio 0 de animales abandonados en Madrid

El pasado 10 de febrero entró en vigor la Ley 4/2016, mejor conocida como la Ley de sacrificio cero, en favor de la protección de los animales de la Comunidad de Madrid. Para poder respaldar y establecer la ley, el Ayuntamiento de Boadilla ha incrementado en un 50% el presupuesto, que son aproximadamente 54.000 euros.

AbandoNOanimal, protección animal

De acuerdo a lo que se estipula en esta legislación de sacrificio cero, se busca garantizar la vida de los animales que han sido abandonados en las calles o que se han extraviado, y no son reclamados por sus dueños. La ley permite que estas mascotas sean resguardadas en el centro de protección animal del municipio hasta que puedan ser adoptados o fallezcan de forma natural.

Además, el centro se encarga de cubrir los gastos relacionados con los cuidados veterinarios necesarios, la alimentación, así como las mejoras y el mantenimiento de las instalaciones que permitan adecuadamente la atención de los animales recogidos.

La localidad de Boadilla del Monte organiza y desarrolla constantes campañas para fomentar la adopción de animales abandonados. Se encarga de promover la tenencia responsable de animales de compañía, en relación a los cuidados que se les debe dar a una mascota y a la convivencia con otros vecinos. Además, elabora talleres y cursos que enseñan cómo cuidar una mascota, así como técnicas de adiestramiento de perros.

AbandoNOanimal, mascotas

Por otro lado, dentro del municipio se han dispuesto lugares específicos para que los perros puedan hacer ejercicio.

También se han incrementado los avisos en los jardines y parques acerca de las sanciones que implica pasear a un perro sin correa o sin bozal, o no recoger el excremento. De hecho, se han instalado alrededor de un 40% más de unidades expendedoras de bolsas para facilitarle la vida a los propietarios.

Además, la Concejalía de Sanidad de la localidad dispone de dos censos de mascotas de inscripción imprescindible, uno para los gatos y perros domésticos, y otro para los canes potencialmente peligrosos.

You Might Also Like

Published by

Carlos

Hijo de Dios. Promociona tu marca aquí